Creemos que:



La Biblia es la palabra de Dios. Creemos que la Biblia palabra por palabra, está inspirada divinamente por Dios, como el soplo de Dios. (2 Ti 3:16)




Dios es singularmente uno, pero Triuno; el Padre, el Hijo y el Espíritu coexistiendo igualmente de eternidad a eternidad.  (Mt 3:16-17; 28:19;2 Co13:14; Ap 1: 4-5)

 



Cristo era el propio Dios en la eternidad (Jn 1:1) y llegó a ser hombre en el tiempo. (Jn 1:14) Su deidad es completa y Su humanidad perfecta. Por esto, Él es ambos: Dios y Hombre (Jn 20:28; Ro 9:5; Jn 19: 5; 1 Ti 2:5)




Cristo como Hombre fue ungido por Dios con el Espíritu (Mt 3:16; Jn 1: 32-33; Lc 4: 18 – 19), para llevar a cabo el propósito eterno de Dios llegando a ser Cristo, el Ungido. Cristo después de ser sepultado por tres días, resucitó, llegando a ser el Espíritu que da vida, para impartirse Él mismo hacia dentro de nosotros como nuestra vida. Ascendió a los cielos para ser el Señor de todo (Hch 2:33, 36; 10:36)  y volverá como el Novio para la Iglesia y el Rey de reyes de todas las naciones para juzgar al mundo, tomar posesión de la tierra y establecer Su reino eterno. 

 



Un pecador debe arrepentirse ante Dios y creer en Cristo (Rom 10:9) para obtener el perdón por sus pecados, ser redimido, justificado y regenerado (Rom 3: 24), a fin de que pueda tener vida eterna (Jn 3: 16) y ser hecho un hijo de Dios y miembro del Cuerpo de Cristo (Col 1: 21).




La iglesia, compuesta por todos los creyentes genuinos en Cristo, como el Cuerpo de Cristo (Ef 1: 22-23; Col 1:24) es universalmente una (Ef 4:4) y localmente una: Una Ciudad, una iglesia (Ap 2:1)





Cristo regresará (Hch 1: 11) para arrebatar a Sus miembros (Jn 14: 3), tomar posesión de la tierra y establecer Su reino eterno (Ap 11: 15).