El Carácter del Hombre de Dios

 

       

 No es imposible que cada cristiano llegue a ser un hombre de Dios. Por nosotros mismos somos absolutamente incapaces e inadecuados. Sin embargo, ejercitando la vida de Dios que está en nosotros, gradualmente podremos alcanzar el modelo del siervo fiel revelado en Su Palabra.

        El énfasis de El Carácter del Hombre de Dios, no es la doctrina sino la experiencia con Dios, que cada cristiano sediento, lo capacitara para llegar a ser genuino y útil hombre de Dios.