El Camino de la Victoria

         

      No te creas si te dicen que ser cristiano es difícil. No aceptes cuando intenten convencerte que hay otra cosa mejor que ser cristiano. No creas en el desaliento que surge en tu corazón de vez en cuando. Simplemente rechaza eso, y toma el Camino de la Victoria.

        Vas a descubrir que ser cristiano es muy bueno y divertido… ¡Y tiene una maravillosa recompensa!

        ¡Lee y practícalo!