Dios Habla por los Profetas

        Como varón de Dios, un profeta no expresa sus palabras y opiniones personales, sino que siempre esta comunión con Dios para buscar delante de Él lo que debe ser hablado. Un verdadero profeta, por medio de la Palabra, lleva la luz de Dios a las personas que contacta. Esta luz es intensa, expone por completo lo que está en los corazones de las personas y las lleva a confesar sus pecados de forma cabal.

        En este libro, Dong Yu Lan, usando como paño de fondo la historia de la división del reino de Israel después de la muerte del rey Salomón y la decadente situación de los reyes de Israel, muestra la función y las importantes características de un profeta del Señor.

        Lea y aprenda a discernir a un verdadero profeta de un profeta engañador: Sea alguien con que Dios puede contar para hablar Su palabra a las personas.